shop-cart

Leyendo ahora: La respuesta de siempre, “No tengo tiempo”

La respuesta de siempre, “No tengo tiempo”

He notado que se ha hecho muy frecuente en muchas personas ( y hasta hace muy poco en mí, aunque aún estoy tratando de quitarlo por completo), el decir más de una vez al día “No Tengo tiempo …”. ¿Lo has dicho hoy? Es probable, y no hay nada malo en él, siempre y cuando no lo uses como excusa para ver lo que realmente pasa, una falta de orden y prioridad sobre las acciones de tu día.

Lo siento pero no tengo tiempo

Esto precisamente me paso hace un par de meses, cuando en un ejercicio de clase comentamos con un compañero cuáles eran nuestros hobbies cuando eramos más jóvenes. Al parecer, yo lo relate con tanta pasión que fue obvio que él me preguntara por qué ya no hago nada de eso, a lo cuál respondí: No tengo tiempo. Más tarde, ese día, me dí cuenta que eso estaba mal, que tengo la misma cantidad de tiempo que Bill Gates o Elon Musk, y que la única diferencia estaba en lo que hacía con esas horas.

Esto fue lo que reflexioné y que creo es importante que tengas en cuenta si quieres, como yo, dejar de decir No tengo tiempo:

Todos tenemos 24 horas al día

Así es, todos tenemos la misma cantidad de horas al día. La única diferencia entre cada uno de nosotros, es lo que decidimos hacer con ella. Así que recuerda esto la próxima vez que quieras hacer algo. Para bien o mal, sólo puedes realizar un determinado número de actividades al día. Más te vale realizar aquello que te ayuda a seguir adelante, pero recuerda, no olvides disfrutar el camino.

Aprende a decir NO al priorizar tareas

Tu tiempo es importante, y como tal, debes de procurar utilizarlo en acciones que sabes te ayudarán a seguir adelante. Será muy frecuente que recibas requerimientos, solicitudes de ayuda, incluso tu mismo puedes creer que realizar tales acciones serán mejores en el corto plazo, pero no. Aprender a poner orden a tus tareas a través de las prioridades.

Photo credit: HasinHayder via VisualHunt

Simple, si tienes un proyecto personal en marcha y a la vez se presenta la oportunidad de hacer una prueba de tu vídeo juego favorito, el mismo día, ¿Qué harías? Por supuesto que te recomiendo que avances tu proyecto, que es tu prioridad, pero no te olvides de disfrutar el camino. Programa la prueba de tu vídeo juego favorito para el fin de semana, espera paciente hasta ese día y sigue priorizando tus tareas.

Recuerda: No se trata de dejar de hacer cosas, se trata de priorizar aquello que es más relevante para ti.

Unas pequeñas recomendaciones adicionales

Planea tu día productivo

Este es el inicio de todo. Planear tu día productivo te ayudará a anticipar las tareas que surgen en la semana y te permitirán estar un paso hacía adelante . Tu día más productivo depende de ti y aquí te cuento como puedes lograrlo en unos simples pasos.

LEER  Diseña rápidamente tu día perfecto para ser más productivo

Planear con anticipación, usa un calendario

Ya sea uno físico o uno virtual (como Google Calendar), el registrar tus eventos en un calendario te permitirá tener mayor control de tus actividades y podrás anticipar periodos de tiempo disponibles. La cita con el doctor, la entrevista de trabajo, la salida con tus amigos, la presentación, y más. Todo en un calendario que deberás de revisar como mínimo semanalmente.

Anota tus tareas en un lugar fuera de tu cabeza

Nuestro cerebro es un órgano de vital importancia y tan genial, que de pensarlo me quedo corto con todo lo que nos permite realizar: amar, dibujar, etc. Realmente impresionante, si, pero es muy malo recordando cosas.

Cualquier tarea que pase por tu mente, quítala de tu cabeza. Toma un cuadernillo o tu aplicación de tareas favorita (es lo más indicado) y escribe esa tarea. Tu mente se habrá liberado de recordarte eso y estará libre para seguir creando.

Muy importante: Ahora que tu tarea está fuera de tu cabeza, coloca recordatorios en tu aplicación y fechas de vencimiento. Si usaste un cuaderno, no olvides de revisar diariamente tu lista en búsqueda de las tareas para el día de hoy.

Acepta que no puedes realizar todo a la misma vez

Todos tenemos las mismas 24 horas al día, por lo tanto, no podemos hacer todo a la misma vez. La clave nuevamente es planear y priorizar nuestras actividades.

Forma hábitos y rutinas

Es probable que si llegaste hasta aquí estés pensando que vivirás con límites, reglas, y que no disfrutarás lo que haces. Y es una verdad a medias, pero sólo al comienzo. Créeme que luego de hacer esto por unas semanas, se habrán formado en ti nuevos hábitos y rutinas que actuarán en piloto automático y te permitirán avanzar en tus actividades, sin siquiera notar que es un esfuerzo. ¿Qué más podemos pedir?

No te olvides de revisar mi otra entrada, donde te comento en unos simples pasos como planear tu día más productivo.

¿Aún seguirás diciendo que no tienes tiempo? Yo lo evitaré lo más que pueda 🙂



Guardar este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 People Replies to “La respuesta de siempre, “No tengo tiempo””