shop-cart

Leyendo ahora: Por qué ya no uso ningún cliente de correo

Por qué ya no uso ningún cliente de correo

Hace poco más de un año que dejé de usar cualquier clase de clientes de correo en mi laptop y computadora. Los he probado todos (bueno, casi todos), pero el común que encuentro en la mayoría de ellos es:

  • Buena interfaz: Touch, minimalistas, complejas y completas.
  • Funcionalidades extras: calendarios, tareas, plantillas, etc.
  • Posibilidad de unificar diferentes cuentas de correo

Y es la posibilidad de unificar todas mis cuentas de correo la que más me ha ayudado. Siendo honesto, antes era todo un caos a la hora de revisar mi cuenta de correo personal, mi cuenta corporativa, y otras cuentas varias de proyectos o trabajos eventuales. Tenía que ingresar por separado a cada cuenta y esto tomaba mucho más tiempo del que uno quisiera gastar revisando correos.

Por ese entonces, los clientes de correo me parecieron una excelente alternativa (al menos en ese momento) para poder tranquilamente tener mis correos en orden, poder revisarlos todos de manera unificada y tener “más tiempo” para realizar el trabajo.

LEER  Mis 3 clientes de correo favoritos y gratis

Mi problema con los clientes de correo

El problema surge cuando eres bombardeado de notificaciones por cada correo que recibes, si, por cada cuenta. Y no sólo eso, claro, seguro pensarás que es tan sencillo desactivar las notificaciones. Lo es, pero surge otro GRAN problema: el tiempo que pasas revisando tu bandeja de entrada.

Me ha pasado en el que tener a mano todos mis correos, me hacía abrir el programa y revisar, aunque sea por unos minutos, si es que tenía algún nuevo mensaje importante (si, lo típico). Esto no sólo no es recomendable por que pierdes tiempo, sino que a la larga, estás creando el hábito de perder el foco en tu trabajo, lo que se traduce en una perdida de calidad de lo que estás haciendo y nuevamente, una significativa pérdida de tiempo.

Por ejemplo:

Lunes por la mañana, enciendes el ordenador y el cliente de correo ya se inició en segundo plano. A los pocos segundos, si es que no has desactivado las notificaciones, tienes un mensaje flotando diciendo: Tienes 20 correos sin leer. Haces clic, perdiste. Esto se repite a través de todo el día.

Más adelante, en medio de la elaboración de un documento para la universidad, abres tu cliente de correos favorito desde su icono estratégicamente colocado en la barra de tareas/menú. Decides revisar si tienes algún mensaje. Lo encuentras: Oferta 30% en el televisor de 40 pulgadas LED 4K. Haces clic, perdiste.

Por la noche, minutos antes de acostarte, decides abrir tu cliente de correos para estar tranquilo de que no haya nada urgente. La verdad es que ni siquiera tenías que abrirlo, ya que tienes el icono con el número de mensajes no leídos en la barra siempre visible. Haces clic, y si, perdiste nuevamente. Ahora te acuestas preocupado o pensando en algo que pudiste ver la mañana siguiente.

No es para tanto, pero considéralo

Es probable que hasta este punto pienses que muchos de estos problemas se pueden solucionar revisando alguna configuración, teniendo disciplina y formando los hábitos correctos. Y si! Claro que si, pero el detalle es este: Ya tenemos muchas áreas por mejorar, ¿Por qué no prescindir de esto que en realidad no te aporta nada real? De ese modo, podemos preocuparnos por mejorar otras áreas de mayor impacto e importancia para nosotros.

Para empezar, puedes seguir estás recomendaciones:

  • Por una semana, no abras tu cliente de correos.
  • Usa tu navegador web favorito para revisar tus correos, ya que al tener que loquearte en cada cuenta o tener un par de clic extras para entrar, hará que no lo hagas con frecuencia. 😉
  • Limita la revisión diaria de tus correos.
  • No es recomendable revisar tus correos en la mañana, ya que es probable que pospongas las actividades que ya planeaste para ese día por hacer las recibidas en algún correo reciente.
  • Desactiva las notificaciones de correo (o al menos las de poco valor) en tu celular.
  • Si es posible, reenvía los mensajes de tus cuentas secundarias a tu cuenta de correo principal. Esto es posible en la mayoría de programas y aplicaciones de correo como Inbox de Google, Outlook y WebMail.

Luego de esa semana, analízate y responde si puedes continuar realizando estas recomendaciones. Si no, al menos puedes quedarte con alguna de ellas. La realidad es que no siempre será posible mantenerse alejado, pero al menos, es mucho mejor revisar sólo 10 veces al día y no 20 veces, como podrías haberlo hecho antes. ¿Entiendes? Esa mejora es muy buena para ti y de eso se trata, de hacer progresos constantes.

No, no creas que no reviso mi correo, que no tengo mi cliente de correos favorito y menos que no uso alguna aplicación en mi celular, es una necesidad para todos y una herramienta más, pero como toda herramienta, hay que saber usarla, no que ella nos use a nosotros.

Piénsalo 😉

 

El no tener un cliente de correos instalado en mis equipos de mesa, me ha permitido darle menos importancia a los mensajes y enfocarme en lo que verdaderamente importa, que es avanzar y hacer. Recuerda que esto aplica a todo, así que con que busques mejorar, pasar menos tiempo analizando y más tiempo realizando, tendrás mejores resultados cada día de tu vida.



Guardar este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 People Replies to “Por qué ya no uso ningún cliente de correo”


Más de Tips & Trucos